Mide lo que importa: la herramienta clave OKR

enero 28, 2022

Compartir esta nota

Profundicemos en la aplicación del sistema OKR para que estés enfocado en lo que importa:

Simplificar, priorizar y de aprender a marcarnos los objetivos para conseguir resultados.

Del libro de John E. Doerr: “Mide lo que importa”, podemos concluir que el día a día de las organizaciones y empresas, se vive como  “de locos” si no hay una buena organización.

Si nos olvidamos de fijar las prioridades en base a unas decisiones sólidas, que nos ayuden a avanzar y a conseguir los objetivos marcados,  no vamos a estar alineados con las estratégicas de la empresa, ni podremos evaluar los resultados obtenidos.

Por esto los OKR, Objectives and Key Results, son la solución para organizar tu negocio y obtener resultados favorables.

Es la metodología más efectiva que te ayuda a concretar los retos estratégicos y a pautar unas acciones claves, que te lleven a obtener los resultados esperados.

En la actualidad, son muchas las empresas que optan por esta práctica a la hora de llevar una organización a prosperar: Intel, Google, Amazon o Netflix, son solo algunos ejemplos de grandes empresas, que se han sumado a este nuevo sistema empresarial y que les ha llevado a expandirse, además de unificar y fortalecer su estructura corporativa.

¿Cómo funcionan los OKR? 

Los Objetivos y Resultados Clave (OKR) son una metodología de trabajo reciente, data de la década de los 90 cuando, el CEO de Google, Andy Grove vio la necesidad de implementar  unas métricas de trabajo para establecer unos fundamentos sólidos que ayuden a avanzar de forma calmada y organizada basándose en el principio de la simplicidad y la prioridad de lo importante.

Esta herramienta clave de trabajo,se adapta a equipos de ejecución y se establecen unas guías claras y unos procesos de trabajo, que facilitan la identificación de las tareas clave con la finalidad de ayudar a escalar y expandirse y de tener la certeza de poder prescindir de las tareas que no ayudan a conseguir de los objetivos.

Con un buen sistema organizativo se alcanza la efectividad.

Esta metodología es útil para medir la estrategia y los resultados claves, basados en las acciones concretas previamente definidas en todos los departamentos o áreas de trabajo.

¿Cómo implantar los OKR  en tu empresa?

Todos los procesos de transformación y crecimiento, requiere la implementación de un sistema de trabajo interno e innovador basado en la alineación de la cultura, la estrategia y la ejecución, con la finalidad de que todos los equipos de trabajo vayan en la misma dirección.

Toma un  tiempo y un proceso de aprendizaje, porque implica una gestión continuada del rendimiento por parte de todos: empleados, colaboradores y CEO de la compañía.

Monitorea la cultura de tu empresa:

  • Mantén una visión global del proyecto en sí, para ir calendarizando.
  • Evalúa cada fase del proceso, así se facilita la gestión del responsable de proyecto.
  • Determina la estrategia y los resultados clave para la toma de decisiones.

Los beneficios de la implementación de los OKR:

  • Consigue objetivos: (se recomienda asignar de 1 a 2 objetivos anuales).
  • Mejora las relaciones entre colaboradores y aumenta la efectividad del trabajo en equipo.
  • Ayuda al crecimiento, expansión y transformación empresarial.
  • Fomenta la coordinación entre diferentes órganos y equipos de trabajo.
  • Reduce la posibilidad de sufrir una crisis.

Liderazgo en la implantación de los OKR:

Un liderazgo efectivo traslada de forma ágil la metodología de trabajo a todo el equipo.

Este proceso supone un cambio en el seguimiento del impacto de las tareas, así como también, en las competencias y habilidades de los colaboradores de la compañía.

La interrelación entre compañeros, tareas clave y la agilidad en la toma de decisiones, son dos aspectos básicos para su correcta implementación.

Todo este proceso no sería posible sin un liderazgo que permita establecer este sistema en la organización y facilite la incorporación de la cultura empresarial.

La empresa tiene que estar preparada para implantar los objetivos OKR ya que es una herramienta colaborativa, se necesita instituir una cultura que atraiga nuevo talento.

Puedes conseguir un liderazgo efectivo, contratando a personas que tengan una visión acorde con la estrategia de la cultura de tu empresa.

Optimiza el proceso de contratación para atraer nuevos trabajadores.

La organización debe asegurarse que haya nuevas oportunidades de formación y crecimiento para sus equipos.

Es importante crear una cultura de aprendizaje, tanto para el desarrollo de nuevos empleados, como de los ya existentes.

Los OKR están pensados tanto para las grandes empresas como para las pymes y startups.

 Algo muy importante: cuanto más simple, mejor.

Es preferible marcarse pocas metas y poder cumplirlas, que pecar de exceso. Éstas ya se irán multiplicando en cuanto vayamos obteniendo los resultados deseados. Eso sí, es mejor establecer unos plazos para asegurarnos que podemos monitorizar su impacto en la organización, tanto en los equipos, como en los clientes y los proveedores.

¿Te gustaría saber cómo implantar este sistema, para tener tu empresa muy bien organizada?

Contáctanos, te podemos guiar con una breve asesoría gratuita.

Compartir esta nota

Leer más notas

¿Qué es el copywriting?

Leer articulo

Hubspot, uno de los programas más completos de automatización

Leer articulo

¿Qué hace un Content Manager?

Leer articulo

No te pierdas

Suscríbase a nuestro boletín mensual para recibir las últimas novedades directamente en su buzón de correo.
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram